Destripando Game of Thrones. Season V. Episode VI.

Tiempo aproximado de lectura: 10 min.

El Salón de los Rostros

Arya Stark empieza a recoger las migas de su poco recompensado trabajo dentro del Templo del Dios de Muchos Rostros. El juego de las mentiras con la Niña Abandonada se le sigue resistiendo y ella misma es consciente de que debe mejorar pero no encuentra la forma. Pero es la forma la que se le aparece a ella.

Cuando un padre desesperado trae a su hija enferma en busca del don del Dios, Arya sin ni tan siquiera pensar, decide inventarse una historia sentida para que la chiquilla puede irse en paz. Observada por Jaquen, éste decide avanzar en el entrenamiento y mostrarle el Salón de los Rostros.

Salón-Rostros-HBO

El descenso hacia las entrañas del Templo en busca de una respuesta que acalle sus preguntas vuelve a encender la llama que caracteriza a la pequeña Stark. La magnitud de las torres del sótano con las silenciosas facciones en reposo hace surgir escalofríos. Las personas vienen al Templo en busca del don que les haga descansar para siempre, a cambio, entran a formar parte del propio Templo, del propio Dios. Regalan la libre disposición de su aspecto a los sagrados guardianes, entre los que quiere estar Arya.

¿Está la niña lista para dejar ir sus orejas, su nariz y su lengua? ¿Para dejar ir sus esperanzas, amores y odios? ¿Para todo lo que es, para siempre? No, la niña no está lista para convertirse en nadie. Pero está lista para convertirse en alguien más.

 A_new_face_by_Marc_Simonetti©

Hostilidades recurrentes

Parece ser que no solamente en el Norte habrá guerra. En los soleados Jardines del Agua de Dorne las hostilidades van en aumento. Mientras Jaime y Bronn se cuelan en el Palacio para rescatar a Myrcella, la niña no parece estar por la labor. Encandilada como está de un necio y alelado Trystane Martell -hijo de Doran-, la aparición de su padretío la sorprende sobremanera.

En ese mismo instante, Elaria Arena manda a su grupo de desvirtuadas y insulsas Serpientes de Arena a atacar, cual escuadrilla descerebrada de perros de caza.

El conjunto forma una escena de combate muy lejos de lo que nos tiene acostumbrados la HBO. Un Jaime sufriendo como un animal malherido sin su zarpa diestra, un Bronn derrotado con suma facilidad y una Myrcella catatónica que nos recuerda a esa Sansa pazguata del inicio de la saga. Sólo la aparición del gigante Areo Hotah le da un poco de sabor al asunto, por su exotismo y su gran alabarda más que nada.

En definitiva, todos quedan arrestados: Jaime, Bronn, las Serpientes y Elaria. ¿Qué decidirá el Príncipe Doran al respecto? ¿Pondrá a su familia por delante de la diplomacia o querrá mantener la paz con Desembarco del Rey en vez de vengar la muerte de su hermano Oberyn?

Inaugurando los Pozo de Lucha

La cantidad de despropósitos de Jorah tras secuestrar a Tyrion suma y sigue. El kharma es el kharma, aquí y en Poniente. Tras infectarse de psoriagrís, recibe la noticia de la muerte de su padre de forma totalmente inconsciente por parte de Tyrion y a posteriori es apresado por un grupo de piratas.

El soldado se ve salpicado por un arrebato de labia del enano que lo prodiga como uno de los mejores guerreros de los Siete Reinos. La verdad es que Tyrion consigue salvarlos gracias -de nuevo- a su dialéctica, pero de manera que salen del fuego para caer en las brasas.

El líder del grupo captor, un reconocible Señor Eko de Lost, se traga la palabrería del enano y ponen rumbo a la Bahía de los Esclavos para vender al luchador ponienti al mejor postor, ahora que los pozos de lucha han sido reabiertos. Daenerys se acerca.

Justicia divina

Tras intentar olvidar los minutos perdidos en Dorne, en Desembarco del Rey las tensiones se acrecientan. Sorprendida por el ascendente poder que acumula el Gorrión Supremo y su grupo de militantes, la familia Tyrell -Lady Olenna inclusive- es testigo en sus propias carnes de susodicho poderío.

Ser Loras Tyrell es juzgado por sodomía y herejía acusado de yacer con hombres varones. Ser Loras, cual trámite cualquiera, lo niega todo apelando a su buen hacer caballeresco, protegido por su poderoso apellido. Lo que acostumbraría a terminar en una inexistente condena se transforma en un incendio para las rosas.

Ni corto ni perezoso, el Gorrión anima a la Reina Margaery a testificar. Mientras ésta niega todas las calumnias que se dicen de su hermano, se empieza a oler el humo de la chamusquina desde casa. Algo va a ir mal, lo presentimos.

La música nos da la razón a la par que entra en la sala margarey-detenidael testimonio real. El chico del burdel que ha compartido más noches de cama con Loras que Tyrion con copas de vino. Tras la confesión, el Gorrión decide que existen suficientes pruebas concluyentes para encerrar al noble a la espera de un juicio formal. Pero además, se atreve a encerrar a la mismísima Reina Margaery por mentir en un juicio delante de los ojos de los dioses tras juramento ante la mirada atónita y patética del Rey Tommen.

Qué orgasmo debe estar sintiendo en estos momentos Cersei viendo consumir a su peor enemigo. Maggy la Rana se equivocó, piensa….o tal vez no?

Quien a nadie puede sorprender en lo que a juegos de naipes se refiere es Meñique. Tras regresar a la capital, sin más dilación juega la carta de Sansa. Aprovechando la guerra psicológica en la que está metida Cersei con el juicio, Lord Baelish ofrece el poder de sus guerreros del Valle y sus riquezas a cambio de ser nombrado Guardián en el Norte. Una vez esté librada la batalla por Invernalia entre Stannis y Bolton, derrotar al vencedor sería tarea fácil. La única condición de la reina madre es simple: entregar la cabeza de Sansa.

El-más-maquiavélico-de-Juego-de-Tronos

Winter Hell is coming

Finalizando el capítulo, aprovecho para compartir una idea del magnífico escritor Jair Domínguez plasmada durante todo el transcurso de su macabro y adictivo libro “Segui vora el foc”.

La violencia y el sexo es lo que ha movido a la humanidad desde el origen de los tiempos.

Si las leyes de los hombres no pusiesen barreras a estos dos activos esenciales, la ley del más fuerte se abriría paso hasta regresar a la bienvenida más famosa de Guns N’ Roses: “Welcome to the Jungle”.

Algo totalmente parecido pasa en el mundo de Game of Thrones. Ambientado en una edad medieval donde el poder, la riqueza y la familia abren caminos -me suena-, la justicia brilla por su ausencia. Si al hombre que posee esas tres cualidades le añadimos psicopatía, perversión, ansia desolladora, apatía y sadismo, lo mejor es estar a miles de leguas de distancia.

Sansa con un ego crecido tras despachar a la desequilibrada Myranda del cuarto de baños y con las enseñanzas de Meñique aún presentes en su cabeza, recibe una dosis de realidad a la altura del peor de los infiernos. Un infierno en el hielo.

De vuelta a una Invernalia medio derruida alejada de los días de niñez, la histórica ciudad de la familia ocupada por sus mismos asesinos, la heredera Stark casada y violada siendo aún virgen en su noche de bodas, mientras el presunto homicida de sus hermanos pequeños graba la escena en la retina.

Violencia y sexo. Sexo y violencia. El concepto personificado en una sola alma: Ramsay Bolton.

Destripando Game of Thrones. Season V. Episode III.

Tiempo de lectura aproximado: 13 min.

Cada día que pasamos en los Siete Reinos de la HBO más nos alejamos del reino salido de la pluma de G.R.R.Martin. Cada vez se ven más distorsionadas sus similitudes. Son productos totalmente diferentes, complementarios, pero diferentes, lo que ayuda a descubrirlos desde puntos de vista adicionales.

Como si de un mundo paralelo se tratase, hasta ahora todos los lectores actuaban como el Walter Bishop de Massive Dynamic en el momento del descubrimiento de dos mundos armónicos y que jugase con esa información a su favor. Error. En este punto de los acontecimientos, sólo hay un Walter Bishop y un William Bell: Weiss y Benioff.

Boda (ir)Real

Parece mentira una boda en los Siete Reinos sin ningún muerto, nadie asesinado, sin vasos envenenados ni acuchillamientos masivos. Qué buenos tiempos aquellos. Las dos casas más poderosas actualmente vigorizan sus lazos mediante el matrimonio. Una boda mucho menos extravagante que la de Joffrey (dónde quedaron los enanos saltarines), pero que a cada plano en el cual aparece la mirada de Cersei hacia Margaery representa una batalla de callejón. Unos planos que sustituyen a la perfección cualquier escena alternativa de derramamiento de sangre.

Los Siete Reinos gozan de Rey y Reina

El pequeño Tommen no tarda demasiado en consumar el matrimonio. Pobre ingenuo, si le ha hecho daño pregunta… Mientras tanto, Margaery consigue a paso lento pero continuo, poner al rey de su lado en contra de la reina madre.

Cersei, por su lado, sabe muy bien cómo se juega la partida y ya lleva tiempo pasos por delante de la Tyrell. Desde que perdió la confianza de su hijo Joffrey, junto al temor de la profecía de Maggy la Rana, Cersei siempre mueve ficha antes.

En este caso, somos espectadores de gala de un diálogo memorable entre las opositoras a mejor reina. Mientras la leona juega muy bien su papel de indefensa y desvalida al ofrecer su ayuda en un acto de desesperanza; la rosa, envalentonada por el corral de doncellas a su alrededor, peca de vencedora y prepotente creyéndose que la reina viuda/madre/abuela es un enemigo derrotado y sin fuerzas para hacerle sombra. Craso error Margaery.

maxresdefault1

Jonathan Pryce, el gran actor escocés que interpreta al Gorrión Supremo hace por fin su aparición. Una clase de portavoz y símbolo de la nueva corriente religiosa que llena las calles. Los gorriones surgen de la necesidad vital de socorrer y auxiliar la pobreza consecuencia de la última guerra y de los excesos provenientes del interior de la Fortaleza Roja. Toman su nombre en honor al gorrión, que según dicen es “la más humilde y común de las aves“.

Cersei, con sus espías aún en activo y después de ver la fuerza real de la colectividad religiosa al castigar y vejar al Septón Supremo de tal manera, es consciente del peso de controlar semejante multitud. Juega su siguiente baza. Visita al Gorrión Supremo para hacerle una proposición de unión: según cuenta la reina madre no todos los residentes del castillo son de la misma calaña que el Septón, que la lujuria ha llegado demasiado lejos y necesita ser reparada la fe verdadera en los Siete. El señuelo está lanzado, veremos si el ave cae en la red.

Inglourious Bastards

La cantidad de bastardos que salen en el capítulo de hoy bien se merece su propio concurso, un breve reconocimiento y sus respectivas líneas.

El primero sin duda es Ramsay. La masacre que el recién ascendido a Bolton ha cometido con los Kerwyn no tiene parangón. Una familia noble a cargo de una pequeña villa del Norte que no quería pagar los impuestos a gobernantes ausentes de apellido Stark han terminado desollados y festín de los cuervos. Digno del estandarte Bolton, el hombre desollado es el día a día del pueblo norteño.

El segundo bastardo del capítulo es sin duda el mayor de ellos (en fama al menos). El nuevo Lord Comandante recibe junto a los elogios y honores del puesto, las responsabilidades correspondientes. Jon rápidamente tendrá que tomar decisiones difíciles, arriesgadas e incluso peligrosas.

Jon Snow tiene al rey Stannis y sus hombres rondando por el Castillo Negro, lo que supone una pérdida constante de víveres; sin dejar de lado a los salvajes, con Tormund Matagigantes al mando después de la muerte de Mance, que también se pasean por el fortín. Los propios cuervos están crispados tanto por la presencia de unos como por los otros, y no nos olvidemos que al otro lado del Muro hay la mayor amenaza de todas…

Aún con este oscuro mapa que se le plantea al hijo de Ned, su primera asamblea la empieza acertado. Encomienda al arrogante y hostil pero experimentado Alliser Thorne (uno más en la lista bastarda) la respetable tarea de ser el jefe de exploradores, cuando lo más sano hubiera sido mandarlo dentro de una caja al fondo del Mar del Norte. Ten siempre cerca a tus amigos, pero más a tus enemigos.

Punto a favor para Jon, que se gana el cielo sentenciando a otro bastardo, al repugnante Janos Slynt, que desde la primera temporada se le tiene muchas ganas. Como decía su padre: “El hombre que dicta la sentencia debe blandir la espada“. Amén.

“Sansa miró con odio aquel rostro tan poco agraciado, recordando cómo había tirado al suelo a su padre para que Ser Ilyn lo decapitara. Deseaba con todas sus fuerzas hacerle daño; deseaba que algún héroe lo tirase a él al suelo y le cortara la cabeza”. Sansa ya tiene a su héroe.

El último bastardo a tener en cuenta es el más desconocido y secundario de los anteriores, por no decir sus extravagantes experimentos y ensayos. El Maestre Qyburn, actual consejero de los rumores, fue expulsado de la Ciudadela por prácticas anti-éticas.

“Durante cientos de años los maestres han abierto los cuerpos de los muertos para estudiar la naturaleza de la vida. Yo quería comprender la naturaleza de la muerte, así que abrí los cuerpos de los vivos. El rebaño gris me deshonró por ese crimen y me obligo a exiliarme.”

¿Qué o quien será el abultado amigo inquieto?

Aguja

En este episodio entramos de lleno en los salones oscuros del Templo del Dios de Muchos Rostros. Repartidas vemos las estatuas de varios dioses que para los Hombres sin Rostro son representaciones diferentes del mismo Dios. La Mujer que Llora, el León de la Noche Dios de Yi Ti, la Cabra Negra de Qohor, el Corazón Llameante de R´hllor, el Dios Ahogado de las Islas del Hierro y un Arciano de los Dioses Antiguos del Norte.

Como se deduce, el Dios de Muchos Rostros es sin duda La Muerte, en todas sus facetas e instrumentos. El Templo es simplemente el camino para llegar a ella, como vemos con el viejo peregrino que reclama y pide el don a los pies del oscuro estanque. La Casa de Negro y Blanco es el lugar en el que morir de forma misericordiosa, visto como un privilegio.

El Hombre Bondadoso (ahora con el aspecto de Jaqen) y la Niña Abandonada son los representantes y manos ejecutoras de los deseos del Dios de Muchos Rostros. Arya quiere seguir sus pasos, pero para poder serlo tiene que perder todo lo que un día la identificó como alma individual y específica, todo lo que la reconoce como Arya Stark de Invernalia, para poder convertirse en nadie.

La Niña Abandonada debe enseñarle a Arya cómo detectar las mentiras, por lo que desarrollan el “juego de las mentiras”.

Arya decide aceptar el precio del sacrificio y arroja su ropa, sus pertenencias y todo aquello que le ha acompañado a los canales, pero es cuando le toca el turno a Aguja, la espada que le regaló su hermano Jon Nieve, donde flaquea. La espada que le recuerda quién es realmente y de donde viene. Una secuencia que hace erizar el bello y remover el estómago.

Finalmente la pequeña Stark se ve sobrepasada por los recuerdos y los sentimientos y decide esconder su preciado tesoro. ¿Conseguirá convertirse en nadie conservando semejante evocación material?

Aguja era Robb, Bran, Rickon, su madre y su padre, hasta Sansa. Aguja era los muros grises de Invernalia y las risas de sus habitantes. Aguja era las nieves de verano, los cuentos de la Vieja Tata, el árbol corazón con sus hojas rojas y su rostro aterrador, el cálido olor a tierra de los jardines de cristal, el sonido del viento del norte contra los postigos de su habitación. Aguja era la sonrisa de Jon Nieve.

Home sweet home

Martin escribió que Ramsay Bolton se prometía con una chica que representaba a una falsa Arya Stark, un títere con el único propósito de conseguir la llave del Norte. Mientras tanto, Sansa y Meñique progresaban mucho más lentamente que en la pantalla por la zona del Nido de Águilas. ¿Cómo os quedáis? Pues así es. La diferencia es muy importante, igual de importante que el protagonismo que la HBO le quiere dar a la hija mayor Stark. Y lo aplaudimos por ello!

sansa-and-littlefinger-official-hbo-810x539

Centrando la atención en la pequeña pantalla, Darth Sansa tiene un momento de flaqueza cuando se da cuenta que no viaja hacia donde la hace creer Meñique, si no que se encuentra de camino a casa, a Invernalia. Meñique la reconforta con palabras de venganza y recuerdos por su familia asesinada a manos Bolton. Quiere que sea ella misa la mano ejecutora de dicha vendetta.

¿Qué trama realmente Petyr? Quien lo sepa puede cobrar millones por semejante información. Tiene un trato con los Bolton a cambio de entregar a Sansa como botín, intenta controlar a Sansa para jugar el papel que él quiere y además se mensajea con la reina Cersei….

Sansa se mete de inmediato en su papel, pero delante no tendrá un rival fácil. Ramsay  Bolton es un sociópata consumado de costumbres sádicas, Christian Grey podría tomar nota del verdadero sado. Si es que la joven loba sólo hace que contraer matrimonio con enfermos mentales…

Qué cuadro la familia Bolton

Vamos a esperar con ganas el desarrollo de la trama de Invernalia, Sansa de vuelta a su hogar y casada con Ramsay, los secretos entre facciones que lleva entre manos Petyr Baelish, el temor de verse acorralado y sin aliados de Roose Bolton ahora que Tywin ha muerto, o la inminente marcha de Stannis hacía Invernalia para sacar a los desolladores de allí.

Nubes negras de tormenta se ciernan sobre esas tierras, sin embargo, como le advierte la señora que le arregla la habitación a Sansa, no debemos olvidarnos de las gentes norteñas: “The North remembers“.

wpid-img_20150427_232751.jpg

Volantis

La trama de Tyrion es bastante secundaria hasta el momento: viaje monótono escondido en un carromato lento y claustrofóbico con la única compañía del eunuco y el vino. La embriaguez es el estado obvio para aguantar semejante escenario. Las conversaciones existenciales son entretenidas, para nosotros y para él, pero hasta cierto punto, normal que al llegar a Volantis (El Puente Viejo de Córdoba!) el enano no pueda resistirse a salir a tomar el aire e ir directo a un burdel.

Se ven otras construcciones españolas: la catedral de Salamanca, el puente de Ronda y la catedral de Segovia.

El Puente Romano de Córdoba convertido a través de arte digital en el Puente Viejo de Volantis.

No hace falta que pase demasiado tiempo para ver al enano metido en algún lío. Molestando las chicas de la casa de placer, entre las que se encuentra ubscap0103na demandada versión pornográfica de la reina Daenerys; una sacerdotisa roja que se dirige a un grupo de esclavos favorables a la reina dragón y que de repente parece muy interesada en Tyrion… Y llamando la atención de Jorah Mormont.

Cuando aparece el exiliado, repudiado y enamorado Jorah y reconoce al medio hombre nos tememos lo peor. Tyrion, el cual tiene cogido el truco a esto de mear desde las alturas, es secuestrado por el soldado de la isla del Oso.

¿A qué reina lo entregará? ¿A Cersei para recibir la recompensa económica que se paga por la gran cabeza del pequeño hombre? ¿O a Daenerys y así recuperar su favor?